​Lautaro y De Ligt pueden ser inalcanzables para el Barça

|


De ligt twitter


De Ligt. Fuente: Twitter De Ligt


La actual crisis económica provocada por la COVID-19 está generando que la industria del fútbol sufra unas caídas de ingresos brutales de las que casi nadie escapa. Pero algunos pueden tener paradójicamente unos daños más graves aunque se le presuma una economía robusta. Es el caso del FC Barcelona.


Los culés perciben una buena parte de sus ingresos por sus derechos de televisión. Pero a diferencia de las entidades más débiles, que basan la mayor parte de su economía en los mismos, el presupuesto azulgrana contiene unos importantes ingresos por otras partidas (venta entradas, venta de artículos, etc) que ahora mismo están frenadas. 


Con estos datos en la mano será difícil que los de Bartomeu vayan al próximo mercado de fichajes con la posibilidad de usar la chequera. El club arrastra una importante deuda y deberá hacer frente a la misma con una tesorería mermada.


Si ya el tema Neymar dejó de sonar hace tiempo, la operación Lautaro está cada vez más cuesta arriba. Y si se realiza frenará cualquier otra operación. Así que las noticias de un posible interés por De Ligt suenan más a sueño que a realidad.


La Juve solo dejará que salga el central holandés por una cifra de traspaso que rondaría los 73 millones de euros, algo imposible si se destina una importante cantidad para pagar al Inter por el traspaso de Lautaro. E incluso sin hacer esta operación sería difícil que el Barça optara por un defensa cuyo fichaje parecía seguro hace un año. Y eso sin contar con el alto salario del internacional holandés. El Barça tendrá que esperar tiempos mejores.


   ​El Inter quiere apretar la tesorería del Barça