​Khedira es un problema

|


Khedira (Twitter)


Khedira. Fuente: Khedira


La Juventus ya no quiere a Sami Khedira en su equipo y Pirlo no cuenta con el jugador. El problema es pero no logra encontrarle una salida al centrocampista alemán de 33 años que tiene contrato hasta junio de 2021 con una opción de alargarlo hasta 2022 que no se ejecutará.


Su sueldo es un problema para los italianos, ya que les frena económicamente en la búsqueda de nuevos refuerzos y además dificulta que su salida se pueda realizar ahora y no esperar al fin de su contrato. 


   ​Cavani dice no al Calcio