​El Espanyol ya tiene claro quién saldrá

|


Escudo Espanyol (RCDE)


Fuente: RCDE


Con Leandro Cabrera y Raúl De Tomás permaneciendo en el Espanyol salvo giro inesperado de última hora, más el fichaje para reforzar el centro del campo de Keidi Bare, todas las miradas se centran en la salida de Marc Roca para cuadrar las cuentas del club blanquiazul. 


Los pericos están obligados a realizar antes del 5 de octubre, día en el que se cierra el mercado de fichajes este curso, a acometer bajas que posibiliten cumplir con los requisitos del pesado límite salarial. Y una venta es obligada.


El canterano de 23 años, con contrato hasta junio de 2022, se antoja como la salida más probable en forma de traspaso que posibilitaría ahorrarse su ficha y además recibir un ingreso que no sería el de su cláusula de 40 millones, pero que dejaría más de 10 en las arcas blanquiazules.


El Atlético de Madrid parece ahora el más interesado, pero hasta la fecha no ha podido ofrecer una cifra atractiva para los blanquiazules. Aunque tiene sobre la mesa otras opciones como que sigan Héctor Herrera o Thomas Partey, además de buscar la cesión por parte del Arsenal de Lucas Torreira. 


   ​Embarba sigue llamando la atención en la élite