​Rufete sigue quemándose

|


Rufete (RCDE)


Rufete. Fuente: RCDE


Quinta derrota consecutiva del Espanyol con Rufete a los mandos del equipo desde el banquillo. El equipo blanquiazul se dejó ir hace tiempo y sus jugadores están deseosos de que finalice el horroroso campeonato que han protagonizado.


El Espanyol ofreció el mismo desastre de siempre ante el Eibar en el RCDE Stadium. “Cuando lo intentas y no te salen las cosas, todo lo frustrante y lo negativo se multiplica. Es así y no hay que darle más vueltas. La situación te lleva a que todo sea muy negativo. Hay que intentar hacerlo lo mejor posible en estos dos partidos que quedan. Lo que tenemos que hacer es correr y honrar la camiseta.De aquí al final irán entrando jugadores y sobre todo jugadores jóvenes para que cojan experiencia porque en algún momento va a poder aportar al club”, dijo el director deportivo.


Sobre las críticas Rufete fue cauto y subrayó que él siempre ha dado la cara. “La afición es soberana en su opinión. Yo estoy aquí porque formo parte del proyecto. Intento hacerlo siempre lo mejor posible. Seguro que he hecho cosas mal, pero también he hecho alguna, no muchas, bien. A partir de ahí la gente me juzga, pero la realidad es que estoy dando la cara y con la mejor intención. Siempre hay que aceptar la crítica porque también te gusta que te alaguen. A la afición le digo que los que estamos aquí estamos trabajando al máximo. Es una situación difícil, sobre todo para ellos, y hay que respetar siempre su opinión y escucharles. Si los partidos no fuesen a puerta cerrada, la afición nos apoyaría pero tendría una parte de crítica. Una parte de razón seguro que tienen”,  dijo. 


Al colocarse al frente del equipo en un momento tan duro y con tan malos resultados Rufete sigue con su discurso apaciguador pero no parece salvarse de la quema. El sábado en la rueda de prensa previa al encuentro contra los vascos parecía que señalaba a José María Durán por las filtraciones de los contratos de RDT y Cabrera. Pero tras el partido ha querido desmentirlo. 


“No quería que nadie se molestase. No tiene nada que ver con José María, pero independientemente de lo que se pueda interpretar lo importante es qué queremos ser como club”, zanjó. No obstante lo que está claro es que señaló a alguien, lo que parece demostrar que dentro del club las aguas bajan revueltas. 


   ​El Espanyol ya prepara ventas