​Lim se enroca en el Valencia y pide un pastizal por salir

Las administraciones públicas ya comienzan a presionar
|


Valencia CF (Valencia)


Peter Lim habría puesto a la venta el club. Fuente: Valencia CF


El Valencia vuelve a ser un hervidero tanto fuera como dentro de los terrenos de juego. Hace pocas horas se destapó la noticia de que Peter Lim habría puesto a la venta al club por un desorbitado precio de 600 millones de euros. Para hacerse una idea por el Newcastle, un club Premier con mayores ingresos, se piden 320... es una número para no vender. 


Y ahora la presión ya no es tan solo de la afición. El Ayuntamiento de Valencia sigue en su estrategia de apretarle las tuercas al actual dueño del equipo para que finalice el nuevo estadio y cumpla con los compromisos adquiridos en su día. Primero fue Sandra Gómez, la que dio el primer golpe desde el consistorio: "Hay una premisa que hoy en día está de actualidad, que es quien es propietario para mandar o tomar las decisiones del club también es propietario para hacerse responsable de los compromisos del club".


A esta presión se une ahora Joan Ribó, alcalde de la ciudad. "Lim debe cumplir sus compromisos con la ciudad, suscribo las palabras de Sandra Gómez", aseguró tras una reunión mantenida con responsables de Metrovacesa y de la Agrupación de Interés Urbanístico de Benimaclet para hablar del PAI previsto en esta zona de la ciudad, preguntado por el Valencia y sus compromisos pendientes.


A su vez también habló de las palabras de la hija del de Singapur, que encolerizaron a los aficionados ches. "El Valencia es nuestro y hacemos lo que queremos", afirmó la heredera del magnate. "Me molestaron muchísimo las declaraciones de su hija del otro día. Me molestaron profundamente porque desprecia el sentimiento de miles de personas para las que el Valencia CF no es un negocio" sino "un sentimiento", dijo. 


La situación puede volverse negra como antes de la llegada de Marcelino a Mestalla. Con este último se logró volver a Champions e incluso se ganó el título de Copa al Barça hace un año. Fue destituido poco antes de comenzar la actual Liga en un movimiento que no entendieron ni los seguidores ni los jugadores. 


   ​Lim recorta en el Valencia