​Setién cambió el dibujo y salvó su puesto

|


Setiu00e9n (Twitter)


Quique Setién. Fuente: Twitter Setién

 

Toda la semana había sonado la posibilidad de que Quique Setién fuera cesado si se daba un mal resultado del FC Barcelona ante el Villarreal. Los roces del técnico con su vestuario y los malos resultados del equipo dejaban como plausible esa situación. Pero el técnico cántabro sorprendió a todos con un cambio de dibujo que desembocó en un equipo que elevó sustancialmente su capacidad ofensiva.


Así el Barça fue un equipo profundo y más vertical que en todas las jornadas anteriores tras la reanudación de la competición. Sacando de inicio a Messi, Suárez y Griezmann dio el primer paso. El segundo fue juntar el espacio donde el tridente se desenvolvería liberando los extremos para que los laterales entraran con más profundidad, tal y como sucedió en el primer gol.


Poco importó que el Villarreal les hiciera sufrir con peligrosas transiciones cuando tenia el balón en su poder. Setién dio con la tecla y planteó un partido que merecidamente acabó con goleada para su equipo. Y el 1-4 podría haber sido mayor de no se por Asenjo. 


Con este resultado el Barça cobra tranquilidad y su técnico se aleja de las llamas. La distancia respecto al Madrid está igual pero al menos los próximos partidos se tomarán con más optimismo. Simplemente con un cambio de dibujo las cosas han vuelto a su cauce.  


   ​Griezmann ya suena para otros equipos