​El mercado de invierno salva el valor de la plantilla del Espanyol

|


Entrenamiento Espanyol (RCDE)


Entrenamiento del Espanyol. Fuente: RCDE


Todos los clubes españoles han visto bajar el valor de sus plantillas tras la irrupción de la crisis del COVID-19. Así equipos todopoderosos como Barça y Madrid han visto como sus jugadores perdían precio en el mercado y con ello la cotización total de sus plantillas.


Curiosamente el Espanyol no se ha visto afectado por ello. Según el portal Transfermarkt la plantilla perica tiene hoy un valor muy similar al de antes del 14 de marzo sumando a todos sus integrantes. Así de final del 2020 a abril se ha pasado de 133,2 millones a 133,15. 


Y la explicación es bastante sencilla: todo viene de los fichajes de invierno. Así la llegada de Raúl de Tomás, Leandro Cabrera, Adrián Embarba y Oier Olazabal, la cotización del Espanyol ha subido 31,1 millones. Lejos de los 40 que se invirtieron, pero suficiente para sostener esos números. 


RDT y Embarba incluso han subido su cotización con los pocos partidos que han jugado con la camiseta blanquiazul (de 15 a 16 millones y de 4 a 5,5 respectivamente). Así está claro que, al menos económicamente, los de Chen hicieron bien su trabajo en el mercado invernal.


Otra cosa es de un año para otro. El Espanyol que logró con Rubí el retorno a Europa valía 168,9 millones. De no ser por estos fichajes invernales habría descendido a cerca de 100... todo un dato que demuestra que las cosas no se hicieron bien para preparar la presente temporada ni económica ni deportivamente hablando. 


   ​Los fichajes hundieron a Perarnau