La NBA sigue con la idea de acabar la temporada

|


Lebron

Lebron


¿Cuándo se reanundará la NBA? Eso no lo saben ni Adam Silver ni los equipos. Como mínimo el parón durará ocho semanas, tiempo que recomiendan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades para que no haya reuniones de más de 50 personas, aunque desde dentro de la propia liga se tiene claro que estarán hasta tres meses con los pabellones cerrados al público. La curva de infectados en EEUU no invita a ser optimistas.


Lo que está claro es que a la tesorería de la NBA le conviene que los encuentros vuelvan en el menor tiempo posible. Primero para cumplir con sus contratos televisivos, que para toda la competición suponen tan solo a nivel nacional alrededor de 2.600 millones de dólares al año, a lo cuáles hay que sumar los que cada equipo tiene rubricados a nivel estatal.


Sin contar con el propio negocio de los días de partido. Franquicias como Los Ángeles Lakers o los Golden State Warriors obtienen en cada partido alrededor de 3 millones de dólares. Por ello, la cancelación definitiva de esta temporada podría suponer una pérdida de 500 millones de dolares según medios estadounidenses.


La voluntad de la NBA es tener a un campeón aun teniendo que retrasar varios meses sus partidos. La otra opción en este sentido sería acortar liga regular, e incluso los playoffs. Lo que puede presentar más dificultades para ello es articular un nuevo calendario por el problema de los pabellones disponibles para las jornadas deseadas. Hay que pensar que muchos equipos comparten su cancha con franquicias de la NHL y son lugares donde se celebran muchos eventos de tipo musical o cultural.


   ​La Copa de la NBA puede sustituir al All Star