​La Copa de la NBA puede sustituir al All Star

|


Adam Silver (NBA)

Adam Silver, comisionado de la NBA. Fuente: NBA


Adam Silver, comisionado de la NBA, realizó una rueda de prensa tras la reunión del comité ejecutivo de la liga por el cierre de la Regular Season 2018-19. Valoró la creación de un segundo torneo y la reducción del tiempo de los partidos durante sus declaraciones.


Con el All Star de capa caída Silver tiene muy en cuenta la creación de una especie de “Copa” que sirva como alternativa: “Es algo que nos intriga. Al final hacemos todo pensando en el aficionado, en estos tiempos en los que todo está cambiando y hay que ir a ganarse su atención cada noche. Nos interesan especialmente los nuevos formatos, desde luego ese torneo a mitad de temporada y con partidos de eliminación”.


El problema sería que el aficionado lo aceptara, cosa que el comisionado valora que no sería rápido puesto que la mentalidad en EEUU es distinta de la de otros países en temas de competición. “De entrada es una visión más propia de otros países, en Estados Unidos no hay mentalidad de perseguir varios objetivos en una temporada. Eso es muy del fútbol europeo, por ejemplo, pero aquí se juega para ganar el Larry O'Brien. Así que el cambio habría que planificarlo a largo plazo, sabiendo que sería lo más probable que al principio no se le diera mucha importancia a ese torneo alternativo”, afirmó.


Sobre la liga regular Silver tiene en mente que esta debe ser más reducida o que lo partidos tengan menos minutos, como ocurre en Europa. Opina que la falta de descanso y la obligada dosificación de las estrellas puede acabar siendo perjudicial para la propia competición y lo que se ofrece al aficionado.


“Me gusta la tradición, pero la temporada de 82 partidos por equipo es algo que ya tiene 50 años y que no aporta ninguna magia. Entiendo que los jugadores tienen que descansar y que lo fundamental es que lleguen bien a los playoffs, pero también al aficionado que va a un partido y se entera de que no van a jugar las estrellas”, afirmó.


“El baloncesto como juego está en su mejor momento, nuestra tarea es ofrecerlo de la mejor manera posible. Si los estudios científicos nos dicen que este formato de temporada es demasiado largo, habrá que plantearse cambiarlo, aunque habrá que hacerlo con mucha deliberación y en un trabajo conjunto de liga, franquicias y jugadores”, valoró.


“Además, la reducción de esfuerzos no tiene por qué basarse solo en que haya menos partidos. Nosotros jugamos a 48 minutos y en FIBA y NCAA se juega a 40. Así que eso también tendremos que analizarlo bien como otra posible forma de gestionar el rendimiento de los jugadores”, finalizó.


   LeBron James exige un socio a los Lakers