​Los cambios de esquema del Barça de Valverde funcionan

|


Valverde y Messi (Twitter FCB)

Valverde en Old Trafford. Fuente: Twitter FCB


En Old Trafford el FC Barcelona se presentó con el dibujo que más gusta a Ernesto Valverde. El 4-3-3 generó que los azulgrana tuvieran el control del encuentro en el inicio del partido. Así se logró el tanto que a la postre dio la primera victoria del Barça en el teatro de los sueños.


En el lateral derecho sorprendió que el técnico extremeño escogiera a Semedo antes que a Sergi Roberto. Pero por lo demás todo estaba dentro de lo previsto. Así Arthur en el centro del campo por Vidal, y a nivel ofensivo Coutinho por delante del recién recuperado Dembélé y un Malcolm con crédito.


Durante el partido la presión del Manchester United hizo que este esquema acabara siendo contraproducente e incluso pudiera provocar el empate de los ingleses. Valverde supo durante el transcurso de la segunda parte mover sus fichas para amarrar un marcador que, no siendo definitivo, si da cierta ventaja a su equipo.


Pobló así el centro del campo y pasó a un conservador 4-4-2. Sacó a Coutinho y Arhtur y puso a Sergi Roberto y Vidal. El equipo ganó solidez en su centro del campo y el carril derecho, con las llegadas de Semedo y Roberto a la espalda de la defensa United, le quitó presión.


La entrada de Roberto en el doble pivote junto a Ivan Rakitic, tras la sustitución de Aleña por Busquets, ahondaron más en este cambio de dibujo hacia un estilo más conservador y práctico. Así que Valverde intentó lograr un resultado más abultado durante la mayor parte del encuentro pero cuando vio que no era posible prefirió tener un mínimo resultado a favor de cara a la vuelta en el Camp Nou


   La Champions es la asignatura pendiente de Luis Suárez