El Girona entra en una espiral muy peligrosa

Villarreal, Celta y Valladolid son las siguientes finales para los de Eusebio
|


Girona celta


El Girona FC no las tiene todas consigo desde hace ya algunas jornadas. Tras la derrota ante el Espanyol en Montilivi acumula tres jornadas seguidas sin sacar un solo punto y tan solo suma tres en los últimos cinco encuentros.


Los de Eusebio han tenido su mayor problema en los partido en casa. No ganan desde octubre y los números que presentan son los peores de la categoría con diferencia. Tan solo han conseguido 12 puntos con 2 victorias, 6 empates y ocho derrotas. Con 15 goles a favor por 25 en contra no han convertido su estadio en ese fortín que todo equipo que quiere mantenerse en LaLiga necesita. Suerte ha tenido de aguantar el tipo fuera.


Ahora mismo está a 4 puntos del descenso, que marca el Villarreal como antepenúltimo con 30 puntos, precisamente el próximo que visita Montilivi en un partido que se ha transformado en una final para evitar el descenso para los de Eusebio.


Pero ese no es el único problema para el Girona en la gran cuesta que se le presenta en este final de Liga. De los seis partidos restantes 3 los juegan también ante equipos que viven al filo de la navaja. Así viajará a Vigo para enfrentarse al Celta (32 puntos) y a renglón seguido visitará al Valladolid (30 puntos). Dos auténticos huesos para lograr la salvación. Recibirá al Levante (33 puntos), otro rival abajo, en la penúltima jornada, y entre medias recibirá a un Sevilla y visitará a un Getafe inmersos en la lucha por entrar en Champions. En la última jornada jugará ante un Alavés que ahora mismo está en la séptima plaza que da derecho a entrar en Europa League.


Es un calendario para echarse a temblar. Los de Eusebio están obligados a sumar como mínimo 9 puntos de 21, cuando en los últimos 7 partidos solo ha conseguido siete. El Girona debe ponerse las pilas si quiere continuar un año más en la élite. La realidad es que con los puntos que tiene y sus próximos rivales está inmerso en una verdadera lucha por evitar el descenso.


   El Girona se hunde frente al Atlético al final