Rubi se la juega con la visita del Espanyol a Girona

Se presenciará un duelo entre el peor local de LaLiga frente al peor visitante
|


Espanyol girona

Espanyol - Girona. Fuente: Twitter


La afición del Espanyol no está contenta. La irregularidad del equipo dirigido por Rubi es demasiado grave como para que cualquier otro resultado negativo más no afecte de algún modo a la entidad. Y el puesto de entrenador siempre es el primero en ser recortado en el negocio del fútbol. Con los pericos a 6 puntos del descenso cualquier traspiés puede llevar a una medida drástica como ocurrió la temporada pasada con Quique Sánchez Flores. Hoy desde los mentideros se decía que nunca se había dudado de Rubi en la entidad...mala cosa que se murmure eso...


Y si el equipo que tienen delante la entidad blanquiazul es el Girona con un derbi todavía peor. El partido en la primera vuelta de la jornada 13 en el RCDE Stadium, con derrota de los pericos por 1-3, fue el segundo encuentro de la gran crisis de los 3 puntos en 10 partidos que golpearon fuerte al equipo desde que se inició con la derrota en Sevilla después de un arranque espectacular. Además generó un cierto divorcio entre la afición y Rubi. Lo mismo que el año pasado con Quique cuando cayó en la primera vuelta el casa frente al entonces Girona de Machín.


La realidad es que este Espanyol es colista en el apartado de visitante empatado a 9 puntos con el Huesca. Solo ha logrado una victoria a domicilio en todo el curso y ha recibido 24 goles en 15 partidos, no logrando fuera de casa una media de un tanto por encuentro (13 goles en 14 encuentros) . Además en los últimos cuatro partidos disputados solo ha logrado dos goles con 2 puntos sobre 12. Desde que ganó al Valladolid por 3-1 está en caída libre. Y no se ve el fondo del pozo.


Enfrente tendrá un Girona, que es el colista de LaLiga en casa. Los de Eusebio solo han sumado 12 puntos en Montilivi y se sostienen por su buen hacer como visitantes, donde han sumado 6 victorias, incluida una muy meritoria en el Bernabéu. No ganan en casa desde el 2-1 frente al Rayo Vallecano del pasado 27 de octubre. Desde esa fecha solo han conseguido 5 puntos como anfitriones.


Los números son espeluznantes: 2 victorias, 6 empates y 7 derrotas como locales. En los últimos cuatro partidos tan solo ha logrado una victoria (3 puntos de 12). En Montilivi reciben más de un gol de media por partido (23 goles en 15 jornadas) y no son capaces de lograr en esta faceta la media de un tanto logrado (14 en 15). El ex-espanyolista Stuani, tercer goleador de LaLiga con 17 goles, es hoy su mayor baza. Están a cinco puntos del descenso, uno menos que el Espanyol, y no se pueden dormir.


Así que el sábado se presenciará un duelo entre el peor local de LaLiga frente al peor visitante. Un derbi que puede dejar tocado a quien caiga derrotado. El año pasado se decantó a favor del Espanyol y le dio tranquilidad. Rubi es el más interesado en lograr esa tranquilidad que le de crédito para seguir en el banquillo del Espanyol. Los resultados mandan y por mucho que se deslicen informaciones desde la entidad si se pierde hará falta un revulsivo...igual que sucedió con Quique.


   ​El Espanyol se interesa por un lateral izquierdo del Celta