Los teóricos favoritos en la NBA no lo tienen claro

Solo Clippers, Spurs y Rockets están mostrando algo diferente
|


James Harden

James Harden


A un par de semanas de que comiencen los playoffs los que son teóricos favoritos despliegan un juego demasiado irregular para estar tranquilos cuando se acabe la temporada regular. Tan solo Clippers, Spurs y Rockets están mostrando un juego aceptable.


Con LeBron James ya fuera de juego este curso no se ve a ningún equipo que pueda señalarse como favorito para lograr el anillo. El Este además ha mejorado mucho respecto al Oeste y eso difumina más las cosas.


De todas formas precisamente en la Conferencia Este es donde se palpa más la irregularidad en los cinco primeros clasificados. Los Celtics están superados y han llegado a sumar últimamente 4 derrotas consecutivas. Ni un Irving que ha aumentado su nivel anotador es capaz de frenarlo.


Los Pacers llevan una racha de 5-7 y ya comienzan a notar la baja de Oladipo. Bucks, Raptors y Sixers también padecen problemas en forma de lesiones y varias derrotas. Nadie puede ver aquí a un favorito al título. Los Bucks optan a quedar primeros, pero eso no parece ser una garantía de nada.


En el Oeste los Warriors parecían tener otra vez el cartel de favoritos, pero tras una racha de 7-5 la cosa ya no está tan clara. Sí que es cierto que tradicionalmente en la fase de playoffs suelen cambiar el chip y mejorar bastante. Los Nuggets han tenido últimamente un parcial igual que Warriors, con quien se juegan el primer puesto. El problema que tienen es la inexperiencia para optar a algo importante, ya que el año anterior no estuvieron en playoffs.


Ante este panorama tan solo Clippers, Spurs y Rockets están mostrando algo diferente, lo cual no es garantía de nada. Rockets por ejemplo suman 10 victorias en los últimos 12 partidos y funcionan bien tanto en ataque como defensa. Hay que darle crédito ya que no van a tener muchas bajas para afrontar los playoffs y ahora mismo son la franquicia más en forma de la NBA.


Los Spurs funcionan como un reloj gracias a un Popovich que sabe hacer jugar desde hace décadas a los suyos. Al igual que Spurs, con un Rivers que no le va a la zaga a su colega, es casi imposible que puedan aspirar al anillo, pero su entrada en la fase final ha sido sin vivir el menor agobio.


Veremos si los favoritos son capaces de cambiar su tónica cuando comience la próxima fase, pero por ahora no parece que la recuperación vaya a tener lugar en la liga regular donde el protagonismo y el buen juego lo ponen otros.


   Tras el desastre con los Lakers LeBron se reconvierte en presentador