Ante Noruega Clemente hizo debutar a un portero como extremo izquierdo

Molina a punto estuvo de lograr un tanto que hubiera significado la victoria de España
|


Molina extremo

Molina debutando como extremo con España


Sucedió en 1996, en un partido de preparación de España para la Eurocopa del mismo año. España se estaba enfrentando a Noruega en Oslo en un encuentro amistoso. En la segunda parte Juanma López se lesionó. Javier Clemente había realizado cuatro cambios, y aunque se habían pactado seis en el banquillo de la selección no quedaba ni un jugador de campo más para entrar.


El único jugador disponible para el seleccionador era José Francisco Molina, gran guardameta, que no había ni tan siquiera debutado con la absoluta bajo los palos. Clemente no se lo pensó ni un minuto. Molina entraría al campo antes que quedarse con un hombre menos.


Con el portero todavía alucinando con la decisión del seleccionador se puso la ropa de jugador de campo y entró para ocupar la posición de extremo que operaría por la banda izquierda. Lo curioso fue que dio la talla sobre el terreno y a punto estuvo de lograr un tanto que hubiera significado la victoria de España.


Molina jugó 9 partidos con la Roja y fue uno de los mejores porteros de su época. Al ser bastante habilidoso con su juego de pies no le fue difícil operar como jugador de campo circunstancial cuando se vio ante esta tesitura.


   Zidane quiere fuera a Casemiro para traer a Kanté