LeBron tras 13 años de playoffs y 8 finales consecutivas pierde la Corona

James va camino de los 35 y tras esta nefasta temporada la franquicia angelina deberán moverse
|


Lebron james youtube

LeBron James


Cambiar el Este por el Oeste no ha sido un buen negocio para LeBron James. Convencido por el mismísimo Magic Johnson el alero, que venía de lograr unos históricos playoffs y disputar su octava final seguida, aceptaba un nuevo reto a sus 34 años en una nueva ciudad y se erigía como líder de una plantilla joven y talentosa que iba creciendo a las órdenes de Luke Walton desde la retirada de Kobe Bryant y cuyo objetivo con su nueva estrella era superar la fase regular, lo cual no sucedía desde 2013.


Los Nets han acabado con ese sueño (106-111). Ciertamente las lesiones lastraron a la franquicia cuando se encontraban en cuarta posición y tras ganar a los Warriors en Oackland. Desde ese momento todo fue de mal en peor. La lesión de LeBron, unida a la de otros jugadores de la plantilla, alejaba cada vez más a los Lakers de playoffs. Por otra parte los rumores en el mercado de fichajes no ayudaban en nada y acababan con la cohesión del grupo.


Tras la vuelta de su lesión LeBron no ha sabido revertir la situación. Que los Lakers queden fuera de los playoffs es normal, pero ver fuera de la lucha por el anillo a LeBron James no. El ex de Cavs y Miami, consagrado desde hace años como uno de los mejores de toda la historia de la NBA, no se perdía los playoffs desde 2005, en su segundo año como profesional. Desde entonces jugó la final de 2007 para luego disputar 8 finales continuadas desde 2011, un récord total que le ha elevado al olimpo del baloncesto.


Pero este año LeBron no ha podido sacar la temporada adelante. Las lesiones han hecho mella en su cuerpo y ha pasado más tiempo lesionado que nunca. Además el alero ha recibido toda clase de críticas por asumir demasiado la pelota, no permitir que los jóvenes se desarrollen o por su excesiva actitud defensiva sobre la cancha. Además se ha metido en temas de la franquicia, como el “caso Anthony Davis“, donde muchos piensan que no pintaba nada.


The King ha perdido la corona. Es un hecho. James va camino de los 35 y tras esta nefasta temporada la franquicia angelina deberá moverse. No parece que Luke Walton vaya a seguir contando con el respaldo para ocupar el banquillo por parte de una directiva también muy cuestionada. Pero el verdadero problema es que a casi ningún agente libre le apetecerá recalar en un equipo con LeBron de por medio.


Aunque James haya sido derribado no es menos cierto que si bien la etapa donde más brilló ya se apagó consiguió de forma increíble adaptarse a la nueva, que es la ahora preponderante, con una nueva generación y otro baloncesto que ya impera. Ahora solo queda ver si LeBron forzará su salida o se quedará por Hollywood. Pero haga lo que haga lo verdaderamente interesante puede ser verlo intentar recuperar su trono. Podrá el 4 veces MVP lograrlo?


   ​Los Spurs de Popovich: 22 años rompiendo moldes