​El Barça se olvida de Griezmann y se centra en dos jóvenes

|


Griezmann (u00c1ngel Gutiu00e9rrez)

Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid. Fuente: Ángel Gutiérrez


Antoine Griezmann está descartado por el FC Barcelona. El pasado verano Bartomeu y su directiva se llevaron una decepción con el delantero del Atlético y ahora mismo se niegan a invertir un solo euro en su traspaso. Lo culpan de echarse atrás en el último momento renovando con los colchoneros. Tampoco ayuda el famoso vídeo de Piqué que tanto revuelo generó.


Pero el Barça tiene también otros motivos estrictamente deportivos. La llegada de Griezmann era una apuesta para la delantera de cara a que tomara el testigo cuando llegara el momento de que Luis Suárez comenzara a necesitar un recambio. Se tenía además el convencimiento de que podría ser en el futuro el buque insignia de la plantilla en la era pos-Messi. Pero esos dos momentos ahora no se ven cercanos. ¿Para qué invertir 120 millones sin tener ninguna urgencia?


Por otra parte el internacional francés en esta temporada con los suyos ha desaparecido en momentos claves sin echarse a su equipo a las espaldas cuando éste más lo necesitaba. Si eso le ha ocurrido con los del Wanda Metropolitano: ¿por qué no iba a pasar en el Camp Nou? Esta actitud ha generado muchas dudas sobre su capacidad de ejercer de estrella en un club grande como el Barça.


Además Dembélé ha comenzado a despuntar por la izquierda del ataque y para dar entrada a Griezmann habría que dejarlo muchas veces en el banquillo. Ernesto Valverde lo único que demanda como apremiante es tener un segundo delantero que pueda sustituir a Suárez. No pide otra megaestrella ya que ahora mismo el equipo funciona y no es una necesidad teniendo a Messi en el campo.


Con estos datos sobre la mesa el Barça cree que si debe invertir sería algo mejor hacerlo con gente joven que se puede revalorizar y dar más opciones a los técnicos para confeccionar mejores onces. Y ha puesto sus ojos en dos nombres: Jovic y De Ligt.


El delantero serbio del Eintracht Frankfurt cumpliría con la misión de ser un segundo de garantías para el uruguayo. Sus 21 años garantizarían además que tomara su testigo cuando éste se retirara. Otro que está en lista es el defensa central del Ajax, De Ligt. Es una posición que ha creado algún quebradero de cabeza en 'can Barça' en algunos momentos, principalmemte cuando falla Piqué. Con 19 años el holandés tiene unas condiciones envidiables y sería otro claro valor de futuro.


Por Jovic su club pide 45 millones, mientras que el Ajax por De Ligt demanda ahora 70 millones. Así que por el coste de uno -Griezmann- el Barça conseguiría dos de una tacada en un mercado que hace tiempo se ha vuelto loco. Y si las cosas no varían es el camino que Bartomeu y su directiva tomarán.


   ​Un lateral del Barça despierta el interés del Betis