El Girona es el farolillo en casa

|


Huesca gana Girona (Girona FC)

Victoria del Huesca ante el Girona. Fuente: Girona FC


El Girona en casa es un desastre. En lo que va de Liga tan solo ha conseguido 12 puntos en Montilivi y la suerte es que en cambio como visitante es un equipo temible con 19 puntos, lo cual le ha llevado a la posición cómoda que ocupa hoy en la tabla clasificatoria. Victorias tan prestigiosas como la lograda en el Santiago Bernabéu se han visto empañadas por estas malas prestaciones como local.


Los de Eusebio Sacristán llevan siete partidos seguidos sin ganar ante su público, lo que les ha llevado a ser el farolillo rojo de LaLiga como local. No se gana en casa desde el ya lejano 27 de octubre de 2018, cuando en la jornada 10, ante el Rayo Vallecano, se venció 2 a 1. La falta de gol es la principal causante de esta situación. Para muestra un botón: en los tres últimos encuentros en Montilivi (frente a Barcelona, Huesca y Real Sociedad) el equipo no ha logrado ni un solo tanto.


En cambio la temporada pasada el Girona, con idénticas jornadas (13), sumaba 23 puntos como local, 11 puntos más que ahora. Sin duda si los de Eusebio hubieran sido más efectivos en este aspecto el principal objetivo de la permanencia estaría hoy mucho más cerca y se podría mirar hacia arriba con mayor tranquilidad.


   ​Stuani era mejor que Boateng para el Barça